RECUPERA Y CUIDA TU PIEL DESPUÉS DEL VERANO

El verano es época de relajarse, realizamos cambios en las rutinas de horarios y de alimentación, esto afecta negativamente a nuestra piel, aunque la peor parte viene con la exposición al sol, al cloro y la sal de la playa. Estos excesos acaban pasándonos factura y es con la vuelta a la rutina cuando notamos los estragos que el verano ha causado en nuestra piel: arrugas por fotoenvejecimiento, deshidratación, daño solar, manchas y falta de luminosidad.

Es el momento de un reseteo completo para comenzar el nuevo curso con la piel de rostro y cuerpo renovada y lista para afrontar el otoño-invierno.

En el Centro de Estética Healthy Body tenemos varios tratamientos indicados para este fin, pero sin duda el tratamiento facial que más nos gusta es el de Vitamina C al ser altamente beneficioso para nuestra piel. Nosotras nos decantamos por el que nos ofrece Germaine de Capuccini.
No hay nada como una buena dosis de Vitamina C para tratar todo el daño causado en el verano. Nuestro cuerpo la necesita. Es imprescindible en nuestra dieta para diferentes procesos naturales: hidrata, tiene efecto antiinflamatorio, ayuda al sistema inmune… Pero el organismo no la produce ni la almacena, cuando ingerimos vitamina C el cuerpo toma lo que necesita en ese momento y el resto lo elimina.
Por eso es importante darle un aporte extra a nuestra piel para poder beneficiarnos de sus múltiples ventajas. La vitamina C es un poderoso activo indispensable para cualquier firma cosmética por su alto poder antioxidante siendo el mayor aliado natural contra el envejecimiento.

Ventajas de la Vitamina C

Posee propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias ya que inhibe el efecto oxidativo de los radicales libre

Aporta gran luminosidad al participar en la síntesis de melanina con ello conseguimos atenuar las manchas y unificamos el tono de la piel. La piel recobra su vitalidad de inmediato.

Previene contra los signos de la edad prematuros al intervenir en la síntesis de colágeno por lo que logramos atenuar las líneas de expresión de rostro y una mayor firmeza y elasticidad de la piel tanto en el rostro como en el cuerpo.

Pieles que en especial no pueden perderse este tratamiento facial de Vitamina C:

Las pieles apagadas y mates
Desvitalizadas con falta de luz, pieles con color cetrino.
Deshidratadas
Pieles que necesiten paliar los primeros signos de la edad.

Recomendamos especialmente este tratamiento en primavera y en otoño, justo antes y después del verano
Lo ideal es realizar un tratamiento facial revitalizante intensivo de 4 – 5 sesiones (según estado de la piel) una por semana. Para un evento u ocasión especial se puede realizar 1 sesión con “efecto Flash”. Este protocolo de tratamientos es aplicable también al tratamiento corporal con Vitamina C.
Se puede combinar con un tratamiento de Fotorejuvenecimiento o de LPG Facial.

¿Quieres realizarte este tratamiento facial ?

Si quieres sentir los beneficios de este tratamiento facial o el tratamiento corporal de Vitamina C, sólo tienes que pincha en el siguiente botón y reservar tu cita.