Fotodepilación

La Fotodepilación te ofrece un sistema seguro. La tecnología empleada cuenta con la aprobación de la FDA (Food and Drug Administration) y de las autoridades sanitarias de la CEE.
Con resultados altamente eficaces, supone una forma rápida y efectiva para eliminar permanentemente el vello que se desea (excepto el pelo cano). Un servicio cómodo. La fotodepilación es una de las técnicas de depilación menos dolorosas que existen actualmente.
Permite rapidez en la realización de los servicios.
Se trata de un servicio personalizado. La selección de los parámetros permite que el tratamiento se adecue a las características de cada persona.

DURACIÓN

SESIÓN – En zonas pequeñas puede terminar en unos minutos, mientras que en zonas más amplias se puede prolongar hasta una hora.
TRATAMIENTO – Al comienzo del tratamiento es recomendable que el intervalo entre sesiones sea como mínimo de 4 semanas. Según la evolución del tratamiento, las sesiones se irán espaciando.

Healthy-Body-tratamientos-faciales-corporales-home¿EN QUÉ CONSISTE?
La Luz Pulsada Intensa  – Fotodepilación – es un sistema de depilación que se basa en la destrucción selectiva por luz del pelo, sin dañar el tejido que lo rodea. La luz, que es absorbida por la melanina que contiene el tallo del pelo, se transforma en calor, así, la estructura del folículo se deteriora impidiendo que se vuelva a regenerar.

SESIONES

El número de sesiones de fotodepilación para cada persona es distinto. Depende del tipo de piel, del color y grosor del pelo, de la edad, de la zona del cuerpo, de factores hormonales, nervioso, hereditarios o cualquier disfunción o patología. Las personas con características diferentes pueden tener una respuesta distinta tras hacerse el tratamiento. Asimismo, los resultados difieren entre hombres y mujeres.

También hay otro factor que determina los resultados obtenidos, como el periodo de crecimiento en el que se encuentra el vello.
Esto explica el porqué el proceso de foto depilación debe repetirse varias veces para eliminar todos los folículos pilosos, ya que no todo el vello se encuentra en la fase anágena o de crecimiento y por ello, no absorbe la misma cantidad de energía.